miércoles, 7 de julio de 2010

Sé que un día no despertaré.

Sé que un día no despertaré y será igual como en estos días que, aún estando despierto, las cosas se desdibujan y se vuelven oníricas, creadas y dictadas por el sueño. Las cosas no cambiarán. Las cosas no se moverán. No volveré a sentir esta falta de oxígeno, ni la aceleración de mi corazón, ni el adormecimiento de mi brazo izquierdo. Todo estará bien. La sensación de resequedad en mi boca será sustituida por un larga hidratación de lo perfecto. La tristeza que ahora siento será lo mínimo en la gama de sensaciones. La luz será más brillante. Conoceré lo más secreto de la conspiración en que se ha vuelto la vida y seguramente me reiré de todo y de nada. En el fondo, sentiré pena por mí y por todo el día que ya no despierte.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tú sabes que cuando despiertes de todo lo que te ata en estos momentos siempre estaré ahí para reírnos como en los mejores tiempos, las cosas cambiarán y se moverán a tu favor, yo estare para brindarte ese oxígeno que te pudiera faltar, la aceleración de tu corazón será por una fuerte dosis de ejercicio a las 6am por caminar y correr a pasos acelerados y el adormecimiento de tu brazo izquierdo será por todas las bolsas y cosas que cargarás cuando salgas de compras. Tú sensación de resequedad en tu boca será sustituida por un larga hidratación debido a una botella de agua mineral que tanto te gustan y será algo perfecto.
La tristeza que ahora sientes será lo mínimo dentro de poco tiempo, ya que hare que te emociones ya sea por un buen libro, una buena película, noticias bellas y un paisaje soñado como el inmenso mar azul o aquella casita soñada para pasar la vejez. La luz será más brillante. Conocerás lo más hermoso y secreto de la vida y seguramente te reirás de todo y de nada. Jamás sentirás pena por tí, por todo lo maravilloso que te depara la vida.

TQM CH. LLOHI NOS.

¿Sara? dijo...

¿¡Sufriste un infarto!?

=S